Salud y Buenos Alimentos
 


   Salud y buenos alimentos | Nutricional | Nutrientes


Nutrición » Funciones y propiedades del cinc en la alimentación


Nutrientes

  « Anterior

CINC

Siguiente »  

Fuentes de cinc

Carnes
Carnes, mariscos, cereales integrales y frutos secos.

Propiedades, funciones y beneficios

El cinc resulta muy beneficioso en el proceso de formación de los huesos, así como en el desarrollo de los órganos reproductivos, favoreciendo el funcionamiento de la glándula prostática. Mejora la respuesta inmunológica del cuerpo y la cicatrización de las heridas.

El cinc, además de ser un poderoso antioxidante natural, favorece la absorción de vitamina A, la síntesis de proteínas como el colágeno y el metabolismo de carbohidratos, contribuyendo al adecuado crecimiento durante el embarazo, niñez y adolescencia, y colaborando en el mantenimiento de los sentidos de la vista, el gusto y el olfato.

Este mineral es además requerido por numerosas enzimas relacionadas con la síntesis de insulina, ADN y ARN.

Cantidad diaria recomendada de cinc

Uds: mg/día
Bébes Niños Embarazo Lactancia
0-0,5 0,5-1 1-3 4-8 <18 18-30 31-50 <18 18-30 31-50
2 3 3 5 13 11 11 14 12 12

Mujeres
9-13 14-18 19-30 31-50 51-70 >70
8 9 8 8 8 8

Hombres
9-13 14-18 19-30 31-50 51-70 >70
8 11 11 11 11 11

Absorción y almacenamiento en el organismo

La mayor parte del cinc es absorbida en el intestino delgado y transportada desde el yeyuno hasta el hígado, a través de la vena porta, por la albúmina (principal proteína del plasma sanguíneo). Finalmente, alrededor del 85% del cinc de nuestro organismo se deposita en los huesos y diferentes tejidos como músculos, testículos, cabellos, uñas y revestimientos oculares. La absorción de cinc es sensiblemente mayor (hasta un 50% más) con dietas ricas en proteínas animales frente a proteínas de procedencia vegetal.

Deficiencia de cinc

Las causas que pueden inducir a la insuficiencia de cinc en el organismo son la ingesta deficiente, la mala absorción del mineral (p.e. dietas vegetarianas) o la excesiva eliminación por diferentes motivos como desórdenes digestivos o alcoholismo. La diabetes, la insuficiencia renal o las diarreas crónicas suelen ser también motivo de deficiencia de cinc, la cual puede generar desde lesiones oculares y anomalías en los sentidos del gusto y el olfato, hasta debilidad del sistema inmune, retardo en el crecimiento, pérdida de cabello, de apetito y de peso, entre otros signos.

La insuficiencia de cinc en las etapas de crecimiento rápido, influye negativamente en el desarrollo cognitivo, cerebral y sexual, por lo que pueden necesitarse suplementos de cinc durante el embarazo y la lactancia, así como a lo largo de la infancia. Otros casos son, como hemos mencionado, el alcoholismo, diabetes y diversos desórdenes digestivos y del aparato excretor.

Exceso de cinc

El excedente de cinc puede producir dolor abdominal, diarrea, náuseas y vómitos en el caso de ingestas excesivas puntuales, y llevar a situaciones de depresión mental, debilitamiento de la función inmunológica y reducción de los niveles de cobre y colesterol bueno (HDL) en el caso de intoxicación crónica.




Los nutrientes en nuestra alimentación

Hidratos de carbono
Proteínas
Fibra
Agua
Energía




Copyright © 2011-2017 | Aviso legal | juananvilla.es | panoramacreativo.com